foto7¿Qué es un disco artificial?
Un disco artificial es una prótesis que se inserta entre las vértebras para reemplazar un disco intervertebral natural. Está diseñado para imitar la función de un disco natural, conservando la movilidad a nivel del segmento vertebral tratado.
La columna vertebral consta de huesos, discos, músculos y ligamentos. Los huesos, llamados vértebras, proveen la estructura de la columna, mientras que los músculos y ligamentos proveen la base de sustentación. Los discos, situados entre las vértebras, funcionan como amortiguadores y también influencian en la flexibilidad y movilidad de la columna vertebral.
Cada disco intervertebral consta de dos partes:

El núcleo pulposo: Parte interior gelatinosa.
El anillo fibroso: Anillo exterior fuerte y fibroso que rodea y soporta al núcleo pulposo.
Cuando los discos se secan, se comprimen o se dañan debido a la edad, a la genética y al desgaste cotidiano, el material del núcleo pulposo puede salirse del anillo fibroso y comprimir los nervios vertebrales o la médula espinal, provocando dolor. Los discos naturales también pueden desencajarse o herniarse de manera extrema, provocando síntomas neurológicos en el cuello, en la zona lumbar y en las extremidades superiores o inferiores.

Cuando las opciones no quirúrgicas no consiguen aliviar los síntomas de una hernia discal aguda y/o de una discopatia degenerativa ( DD ), su médico puede recomendarle una cirugía de la columna vertebral. El objetivo de la cirugía es extirpar parcial o totalmente un disco dañado (disectomía), aliviar la presión sobre los nervios y/o sobre la médula espinal (descompresión) y restablecer la estabilidad y alineación vertebral después de la extirpación del disco.

Tradicionalmente, la fusión vertebral ha sido el modelo a seguir para el tratamiento quirúrgico de la hernia discal o DD. Con el uso de injertos de hueso e instrumentos como placas metálicas y tornillos, este procedimiento fusiona o crea una unión entre dos vértebras adyacentes para estabilizar perfectamente el segmento y proporcionar alivio. Este procedimiento ha tenido éxito en muchos pacientes; sin embargo, una posible desventaja asociada con la fusión vertebral es la pérdida de movimiento y flexibilidad en el segmento vertebral tratado.

Como alternativa a la fusión vertebral, su médico puede recomendarle un procedimiento quirúrgico llamado implantación de un disco artificial. Se trata de un procedimiento de sustitución articular, o artroplastia, que implica la inserción de un disco artificial en el espacio intervertebral después de la extirpación de un disco cervical o lumbar natural. El dispositivo está diseñado para conservar la movilidad dentro del espacio intervertebral y en todo el segmento vertebral tratado. Está diseñado para funcionar como una articulación, reproduciendo el movimiento fisiológico (flexión, extensión, inflexión lateral y rotación) y la alineación (altura y curvatura) de un disco natural.

  • Además de mantener el movimiento fisiológico, las posibles ventajas de la implantación de un disco artificial incluyen:
  • Prevención de las complicaciones asociadas con la fusión, incluyendo las relacionadas con la cirugía para la obtención de injertos óseo.
  • Recuperación y retorno al trabajo y a otras actividades diarias en un plazo relativamente rápido.

Tipos y diseños de discos artificiales
Actualmente existen diversos discos vertebrales artificiales, tanto en el mercado como en desarrollo o a la espera de la aprobación de la FDA. Aunque estos dispositivos difieren en sus materiales, forma y función, entre las consideraciones clave de diseño se cuentan:

  • Ofrece separación y estabilidad intervertebral
  • Permite una amplitud de movimiento
  • Viene en diversos tamaños para ajustarse a las diferentes anatomías de los pacientes
  • Hecho de materiales seguros y duraderos

Los discos vertebrales artificiales se pueden clasificar en dos tipos generales de diseño:

Prótesis de disco total:
Indicada para sustituir todo el disco, el núcleo y la mayor parte del anillo.
Dispositivo de sustitución del núcleo: Indicado para sustituir solamente el núcleo pulposo dañado.

Las prótesis de disco total típicamente están hechas de materiales biocompatibles como el acero inoxidable, la aleación de titanio, el cromo cobalto, la cerámica y otros biomateriales como el polietileno o poliuretano, solos o en combinación. La mayoría de estos dispositivos, comúnmente llamados dispositivos articulares, constan de dos o más componentes individuales que se articulan (funcionan como una articulación) para permitir el movimiento. Sin embargo, están apareciendo dispositivos no articulares hechos De polímeros. Converse con su médico para aprender más cosas acerca de los discos vertebrales artificiales.